Día Mundial de la Capa de Ozono

Día Mundial de la Capa de Ozono

Capa de ozono, u ozonosfera, es la zona de la estratosfera terrestre que está compuesta en su mayoría por el gas ozono.  Esta capa, que se extiende aproximadamente de los 15 km a los 40 km de altitud, reúne el 90% del ozono presente en la atmósfera y absorbe del 97% al 99% de la radiación ultravioleta de alta frecuencia

El ozono actúa como filtro, o escudo protector, de las radiaciones nocivas, y de alta energía, que llegan a la Tierra permitiendo que pasen otras como la ultravioleta de onda larga, que de esta forma llega a la superficie. Esta radiación ultravioleta es la que permite la vida en el planeta, ya que es la que permite que se realice la fotosíntesis del reino vegetal, que se encuentra en la base de la pirámide trófica.

Al margen de la capa de ozono, mencionemos que el 10% de ozono restante está contenido en la troposfera, es peligroso para los seres vivos por su fuerte carácter oxidante. Elevadas concentraciones de este compuesto a nivel superficial forman el denominado smog fotoquímico. El origen de este ozono se explica en un 10% como procedente de ozono transportado desde la estratosfera y el resto es creado a partir de diversos mecanismos, como el producido por las tormentas eléctricas que ionizan el aire y lo hacen, muy brevemente, buen conductor de la electricidad: pueden verse algunas veces dos relámpagos consecutivos que siguen aproximadamente la misma trayectoria

Cada 16 de septiembre se celebra en todo el Mundo el Día para la Preservación de la Capa de Ozono, delgada capa de este gas ubicada entre los 19 y los 23 kilómetros sobre la superficie terrestre, en la estratosfera, que protege a La Tierra de los rayos del sol.

Desde el año 1974, los científicos han advertido la progresiva destrucción de la capa de ozono, causada por sustancias químicas hechas por el hombre, tales como los clorofluorocarbonos (CFCs), sin embargo incluso en nuestros días se sigue utilizando indiscriminada mente sustancias destructoras del ozono.

Todos los estados tienen la responsabilidad de incluir en su política de estado prohibir el uso masivo de sustancias destructoras de la capa de ozono y deberían promocionar actividades de protección de la misma.

La capa de ozono tiene un hueco como se piensa comúnmente, ni no un adelgazamiento que facilita la penetración de la radiación solar que llega al planeta.

El aumento de los niveles de radiación ultravioleta-B, es perjudicial para los seres humanos, animales y plantas.

En los humanos puede causar cáncer a la piel, la reducción de la efectividad del sistema inmunológico y daños en la vista, es por ello que en cada una de las instituciones educativas se debe tomar las medidas para no exponer a los estudiantes a las radiaciones solares.

¿Qué podemos hacer para proteger la capa de ozono?

1.    No usar aerosoles que contengan gases que dañan la capa de ozono observa las señalizaciones que indican que el producto que usas es benigno.

2.    Evitar el uso de extintores que contengan halones, sustancia muy agresiva para la capa de ozono.

3.    Evita el uso de materiales aislantes que utilicen CFC (clorofluorocarbonados).

4.    Hacer el mantenimiento continuo de los aires acondicionados y si es posible no hacer uso de ellos.

5.    Limita lo más que puedas el uso del automóvil a explosión.

Los CFC (clorofluorocarbonos) son una familia de gases que se emplean en múltiples aplicaciones, siendo las principales la industria de la refrigeración y de propelentes de aerosoles. Están también presentes en aislantes térmicos.

Los CFC pueden supervivir en la atmósfera, de 50 a 100 años. Con el paso del tiempo alcanzan la estratosfera donde son disociados por la radiación ultravioleta, liberando el cloro de su composición y dando comienzo al proceso de destrucción del ozono (capa de ozono).

Recuerda que no solamente los estados deben generar las políticas para disminuir la destrucción de la capa de ozono, depende de cada uno de nosotros cuidar nuestra propia vida.

 

Wilson Roberto Ludeña Marín